¿Qué debo saber sobre la ortodoncia?

Todos soñamos con una sonrisa perfecta, unos dientes blancos y alineados, pero son muchas las dudas que nos asaltan a la hora de mejorar estéticamente nuestra boca. Sobre todo, si hablamos de los tratamientos de ortodoncia. Hay muchas preguntas que contestar. Por eso, rápidamente, haremos un repaso de los puntos fundamentales que hay que tener en cuenta.

El objetivo de los aparatos es corregir la posición defectuosa de las piezas dentales y las diferentes anomalías en la estructura ósea. No solo por mejorar el aspecto, sino por aumentar nuestra calidad de vida y bienestar. Es principalmente una cuestión de salud. Si todo está en su sitio y funciona bien, se podrá realizar la completa masticación de los alimentos ingeridos. De esta manera no se acelera el proceso de envejecimiento, los dientes mantienen un aspecto saludable y no se estropearan con tanta facilidad.

Las causas de los defectos en la posición dentaría son muy variadas. La genética, los hábitos insanos, la mala respiración o las alergias nasales pueden ser algunos de ellas. Pero no las únicas. Por eso, en cualquier momento de la vida, a temprana o avanzada edad, puede que surja la necesidad de ponerse ortodoncia. La mayoría de los pacientes son adolescentes, aunque cada vez más son los mayores de 25 los que solicitan ortodoncia. Una gran noticia. Pues siempre es buen momento para mejorar nuestra salud y sonrisa.

En cuanto a la duración del tratamiento, aunque cada vez las técnicas utilizadas son más novedosas y permiten completarlo en un menor número de meses, también es variable. El éxito final va a depender de la reacción de nuestro organismo, la cooperación de la persona afectada, el movimiento de los huesos y otros factores.

Otra de las dudas que nos asalta a la hora de tomar esta decisión suele ser cuál es el mejor tipo de ortodoncia. La respuesta es fácil. Depende de muchas variables, las características de cada cavidad bucal son diferentes y, dependiendo de ellas, necesitaremos uno u otro tipo de bracket, los tradicionales metálicos, los zafiro, los invisalign o linguales.

Por último, debes recordar que se trata de un tratamiento complejo. Si no se hace de forma correcta, los dientes vuelven a su posición inicial. Y vuelta a empezar. No dejes que este sea tu caso. En Clínica Dental Imagen encontrarás toda la calidad, experiencia y profesionalidad que estabas buscando. Confía en nuestros especialistas y recuperarás tu sonrisa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + diecinueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos