Odontofobia: ¿qué es? ¿qué tipos hay?

Odontofobia que es

La odontofobia es el miedo extremo a ir al dentista. Consiste en un estado de ansiedad que se genera en un paciente solo por el hecho de pensar en que tiene que acudir a la consulta, hasta tal punto que suelen posponer, o directamente no llegar ni a pedir una cita cuando la necesitan. El mero pensamiento de saber que tienen que pedir una cita para ir al dentista puede generarles a estos pacientes un estado de ansiedad tal que acabe derivando en problemas gastrointestinales, bajadas de tensión o aceleración de la frecuencia cardiaca.

Seguro que conoces más de un caso de personas odontofóbicas. ¡Incluso puede que tú seas uno de ellos! Y ojo, que no estamos hablando de personas que les desagrade ir al dentista. Al fin y al cabo, que te toquen la boca no es algo que hacemos por gusto, y menos aún si tienen que hacerte un tratamiento incómodo, pero la mayoría de la población lo sobrellevamos con entereza y decisión, conocedores de lo necesario que es dejar que un profesional cuide de nuestra salud bucal. Hablamos de personas que sufren un miedo paralizador durante su experiencia al dentista, lo cual en muchos casos dificulta o impide al dentista realizar su labor, ya que el paciente está demasiado agitado como para realizarle ningún tratamiento.

Y esto le ocurre a nada más y nada menos que a un 15% de la población, un porcentaje nada desdeñable.

Tipos de odontofobia

¿Cómo surge la odontofobia? Dependiendo del origen de la misma, hablamos de diferentes tipos:

  • Odontofobia objetiva: cuando el miedo al dentista se genera por una gran sensibilidad en la boca, lo cual produce un dolor acentuado a la hora de realizar cualquier tipo de tratamiento.
  • Odontofobia transmitida en la infancia: cuando son los padres odontofóbicos los que transmiten este miedo a los niños (de ahí la importancia de llevar a los niños a la consulta cuando antes, para que se familiaricen con el entorno y no lo asocien con experiencias traumáticas)
  • Odontofobia social: cuando en el entorno social del paciente se habla a menudo del dentista de manera peyorativa, y se crea un temor social a acudir a consulta.
  • Odontofobia adquirida: producida por malas experiencias en la clínica dental (a menudo por acudir a clínicas low cost, con personal poco cualificado)

A la hora de ir al dentista, además de la odontofobia, otras fobias específicas pueden hacer pasar un mal rato al paciente. La más destacada es la tripanofobia o fobia a las inyecciones, ya que en ocasiones el tratamiento dental requiere de la administración de sedación vía intravenosa. Los pacientes con fobia a las inyecciones, al igual que los odontofóbicos, también pueden presentar cuadros de ansiedad en la consulta, o antes de pedir la cita.

Tratamiento de pacientes odontofóbicos en Clínica Dental Imagen

Desde nuestro nacimiento, hace ya más de 30 años, los profesionales que formamos parte de Clínica Dental Imagen hemos estado muy concienciados con la odontofobia, y nos hemos propuesto presentar la odontología de una forma humana, para conseguir que los pacientes con miedo al dentista puedan tratar sus dolencias dentales.

Toda nuestra consulta está diseñada con esta filosofía, de manera que desde que el paciente coge el teléfono para pedir una cita, se pone en marcha un protocolo de actuación específico dirigido a gestionar a los pacientes con odontofobia.

La atención telefónica que reciban estos pacientes ha de ser amable, de voz cálida, y que sepa transmitir seguridad y contundencia en sus respuestas. Esta primera impresión es vital, ya que el paciente odontofóbico buscará la más mínima excusa para no acudir al dentista, y no debemos dársela.

El diseño de la sala de espera debe ir enfocado a ofrecer un ambiente natural, con colores agradables, gran amplitud y mucha luz natural. En Clínica Dental Imagen contamos con nuestra “sala de espera premium”, donde el paciente odontofóbico puede esperar tranquilamente, solo o en compañía de sus familiares. También le llamamos “sala del despertar”, ya que también ahí es donde el paciente se recupera gradualmente del estado de relajación provocado por la sedación que le administramos.

También es importante prestarle atención al olor. La consulta no debe oler a dentista, ya que el paciente odontofóbico asocia este olor con sufrimiento. En Clínica Dental Imagen aplicamos la aromaterapia, para ofrecer un ambiente armónico y proporcionar una sensación de bienestar tanto físico como psicológico.

Y por último, pero no por ello menos importante, en nuestras instalaciones contamos con un arma secreta para luchar contra los miedos: la sedación por óxido nitroso. Este gas es inhalado por el paciente antes de comenzar su tratamiento, y le hace entrar en un estado de bienestar y relajación que le hace olvidar todos sus miedos, y convierte su experiencia de ir al dentista en algo completamente diferente a lo que haya vivido con anterioridad.

En definitiva, solucionar el problema de los pacientes odontofóbicos no se limita a conocer esta dolencia. Es necesario adaptar las instalaciones, la atención del personal, el ambiente, todos los detalles de la consulta para mitigar esa ansiedad y proporcionar al paciente la mejor experiencia posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + dieciocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos