En Clínica Dental Imagen… ¡no hay dolor!

Se acabó el sentir miedo a la hora de ir al dentista. Sí, no estás leyendo mal. Esto es posible gracias a una técnica que practicamos en nuestra clínica dental desde hace tiempo y que tan buenos resultados nos ha dado: la sedación consciente o sedación por inhalación. ¿De qué se trata? A pesar de tener un nombre un tanto enigmático, consiste en un método por el cual el paciente respira una mezcla de óxido nitroso y oxígeno que produce una sensación agradable y relajante. De esta forma, puedes controlar el miedo y la ansiedad estando consciente todo el tiempo durante la intervención dental.

Es fantástico, ¿verdad? Además, el óxido nitroso es un gas no tóxico, anestésico, incoloro, no inflamable, con olor y de sabor dulce. Tampoco es agresivo y al ser administrado por vía inhaladora los efectos se consiguen muy rápido.

En Clínica Dental Imagen somos conscientes de que la mayoría de los pacientes que nos visitan sufren ansiedad porque no les gusta acudir al dentista. Pues esto se acabó. Con esta técnica se facilita el trabajo tanto al profesional como al paciente y a partir de ahora no habrá nada más placentero que venir a vernos.

Pero, por si todavía te quedan dudas, te vamos a detallar el procedimiento de la sedación consciente.

Simplemente te colocaremos una pequeña mascarilla en la nariz que te suministrará oxígeno puro y, posteriormente, óxido nitroso. A los pocos segundos comenzarás a sentirte muy relajado y esa será la señal para que nuestros especialistas puedan comenzar su trabajo. Una vez finalizada la intervención, se corta el suministro de óxido nitroso y se inhala de nuevo oxígeno puro.

Lo único que debes tener en cuenta antes de someterte a la sedación es informarnos de los medicamentos o tratamientos que estás siguiendo y no tomar ningún tipo de alimento cuatro horas antes, así como no beber líquidos las dos horas previas. Te recuperarás totalmente una o dos horas después del procedimiento. Pasado ese tiempo, podrás irte a casa, siempre acompañado de un familiar o amigo.

Por precaución, no deberías conducir ningún vehículo hasta pasadas unas horas tras el tratamiento, así como realizar actividades peligrosas. Evita tomar alcohol durante las doce horas posteriores y consume una dieta saludable para restablecer la energía. Y fin.

¿Qué te parece lo que te acabamos de contar? Lo sentimos, pero se te acabaron las excusas para descuidar tu salud bucodental. En Clínica Dental Imagen acabamos con el dolor y te garantizamos tu mejor sonrisa. Si tienes cualquier duda puedes contactar con nosotros.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *