Cuida tu boca por salud y por estética

Son dos términos que van de la mano en cuanto al mantenimiento de tus dientes y encías se refiere. Si bien lucir una bonita sonrisa crea una magnífica primera impresión, no debemos olvidar que sin una buena higiene y cuidados no sirve de gran cosa. No en vano, la Organización Mundial de la Salud (OMS) define salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Siendo conscientes de ello, hoy queremos aconsejarte sobre qué puedes hacer para que tu boca te dé salud y seguridad a la hora de mostrarla a los demás. ¡Presta atención!

Empezamos hablándote de la microabrasión del esmalte. Con este método lo que conseguiremos es eliminar manchas blancas, pardas o pigmentaciones causadas por la desmineralización, devolviendo a tu esmalte dental el brillo y la función protectora de la pieza.

Para la prevención enfermedades de dientes y encías tales como la gingivitis o las caries son recomendables los tratamientos de higiene y profilaxis como las limpiezas dentales. Por otra parte, un diente torcido, con una coloración distinta a los demás, una pequeña rotura o un diastema –separación entre los dientes– puede solucionarse con carillas de porcelana o composite o con coronas de zirconio. Son métodos sencillos que corregiran las imperfecciones de tu boca en una sola sesión.

La ortodoncia se asocia habitualmente con una función estética. Sin embargo, para una buena salud bucodental es muy importante tener los dientes en posición correcta y bien alineados, ya que esto facilita un cepillado más efectivo y reduce los restos de comida entre las piezas. Por otra parte, mejora las funciones como masticar o poder cerrar la boca.

Por último, el contorneado estético consiste en aplanar o acortar el esmalte en aquellas zonas del diente donde tenga mayor espesor. Y en un caso extremo, podemos recurrir a tratamientos quirúrgicos para retocar el contorno y conseguir uniformidad. Especialmente cuando la encía es desproporcionadamente más ancha que el diente.

No olvides que la estética comienza por la salud. Cuanto más cuidemos nuestra dentadura más años nos durará.

Los cuidados como el cepillado detrás de cada comida y el uso regular de enjuagues bucales e hilo dental deben empezar en la infancia y convertirlos en parte imprescindible de nuestro día. Acudir periódicamente al dentista es fundamental para conocer el estado de tu boca, y ya no existe la figura del odontólogo rodeado de chismes de tortura. Con las nuevas tecnologías, como la sedación consciente, deberían cambiar el nombre de la profesión por el de fabricantes de sonrisas.

Sonrisas como deben ser: sanas y bonitas.

Para cualquier duda o consulta, estamos a tu disposición en Clínica Dental Imagen. Ya sabes, en el centro de Sevilla, junto a las Setas de la Encarnación. Y con nuestros tratamientos de sedación consciente con óxido nitroso ‘no hay dolor!

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *