¿Qué consecuencias pueden tener las caries?

Para empezar, un dato bastante llamativo. Según el último informe de la OMS, entre el 60 y el 90 por ciento de los escolares tienen alguna caries. Pero eso no es lo más alarmante: ¡el 100 por cien de los adultos también!

No creemos que toda la población adulta y la mayoría de los jóvenes descuiden su boca, pero hay una serie de hábitos como la mala alimentación, el tabaquismo, el consumo de bebidas azucaradas, café y alcohol y algunas afecciones de naturaleza social que provocan su aparición. Sería una cuestión de controlar nuestros hábitos. Se podría pensar que el hecho de que sea algo normal lo convierte en un problema sin demasiada importancia, pero ¿sabemos realmente qué riesgos para nuestra salud suponen las caries?

Las enfermedades periodontales como encías sensibles, enrojecidas e hinchadas, sangrado durante el cepillado o uso del hilo dental, retroceso de encías, dientes flojos o mal aliento persistente son algunas de las consecuencias más comunes de las caries. Pero, aunque estamos seguros de que te ha entrado un impulso incontrolable de ir a cepillarte como si se tratase de un masaje tailandés, aún no has oído la peor parte. En el mismo informe, la OMS advierte de que no poner remedio a este problema puede desembocar en enfermedades como cáncer de boca, especialmente por consumo de tabaco y alcohol, e infecciones bacterianas o víricas.

Pinta regular, ¿verdad? Suponemos que te estás preguntando qué puedes hacer para evitarlo. Además de hábitos saludables y sencillos como cepillarnos tres veces al día, utilizar hilo dental y líquidos de enjuague después del cepillado al menos una vez al día y acudir con regularidad al dentista, también nos ayudará a gozar de una mejor salud bucodental y, por tanto, evitar otras enfermedades. Por otra parte, procura prescindir de los azúcares añadidos y lleva una alimentación bien equilibrada para prevenir la caries. El consumo de frutas y verduras te protegerá contra el cáncer de boca, así como dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol, lo que también conllevará a evitar periodontopatías y pérdida de dientes.

No lo olvides, el cuidado de tus dientes y boca es fundamental para disfrutar de una buena salud en el resto de tu cuerpo. Siguiendo estos sencillos consejos te ayudarás a no tener que preocuparte de ello y, para estar más seguro del estado de salud de tu cavidad bucal, no dudes en visitarnos.

Para cualquier duda o consulta, estamos a tu disposición en Clínica Dental Imagen. Ya sabes, en el centro de Sevilla, junto a las Setas de la Encarnación. Y con nuestros tratamientos con óxido nitroso ‘no hay dolor!

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *